jueves, 30 de diciembre de 2010

"EL BRINDIS DEL BOHEMIO" DEL MEXICANO GUILLERMO AGUIRRE Y FIERRO.



GUILLERMO AGUIRRE Y FIERRO.




"EL BRINDIS DEL BOHEMIO".


En torno de una mesa de cantina, una noche de invierno,
regocijadamente departían seis alegres bohemios.
Los ecos de sus risas escapaban y de aquel barrio quieto
iban a interrumpir el imponente y profundo silencio.
El humo de olorosos cigarrillos en espirales se elevaba al cielo,
simbolizando al resolverse en nada, la vida de los sueños.
Pero en todos los labios había risas, inspiración en todos los cerebros
y repartidas en la mesa , copas pletóricas de ron, whisky o ajenjo.


Era curioso ver aquel conjunto, aquel grupo bohemio
del que brotaba la palabra chusca, la que vierte veneno, 
lo mismo que, melosa y delicada, la música de un verso.
A cada nueva libación, las penas hallábanse más lejos del grupo,
y nueva inspiración llegaba a todos los cerebros
con el idilio roto que venía en alas del recuerdo.
Olvidaba decir que aquella noche, aquel grupo de bohemios 
celebraba entre risas, libaciones, chascarrillos y versos,
la agonía de un año que amarguras dejó en todos los pechos,
y la llegada, consecuencia lógica, del "feliz año nuevo".


Una voz varonil dijo de pronto: - ¡Las doce, compañeros!
Digamos el "requiéscat" por el año que ha pasado a formar entre los muertos.
¡Brindemos por el año que comienza! porque nos traiga ensueño;
porque no sea su equipaje un cúmulo de amargos desconsuelos.
-Brindo, dijo otra voz, por la esperanza que a la vida nos lanza,
de vencer los rigores del destino, por la esperanza, nuestra dulce amiga
que las penas mitiga y convierte en vergel nuestro camino.
Brindo porque ya hubiese a mi existencia puesto fin con violencia,
esgrimiendo en mi frente mi venganza, si en mi cielo de tul, limpio y divino,
no alumbrara mi sino una pálida estrella: ¡Mi esperanza!


¡Bravo!, dijeron todos, inspirado esta noche has estado
y hablaste breve, bueno y sustancioso.
El turno es de Raúl; alce su copa y brinde por Europa
ya que su extranjerismo es delicioso.


- Bebo y brindo, clamó el interpelado. Brindo por mi pasado que fue de luz,
de amor y de alegría; y en el que hubo mujeres seductoras y frentes soñadoras
que se juntaron con la frente mía. 
Brindo por el ayer que en la amargura hoy cubre de negrura mi corazón,
esparce sus consuelos trayendo hasta mi mente las dulzuras de goces, 
de deliquios, de desvelos.


- Yó brindo, dijo Juán, porque en mi mente brote un torrente de inspiración divina, 
seductora; porque vibre en las cuerdas de mi lira el verso que suspira,
que sonríe, que canta y que enamora.
Brindo porque mis versos, cual saetas, lleguen hasta las grutas,
formadas de metal y de granito, del corazón de la mujer ingrata
que a desdenes me mata, ¡pero que tiene un cuerpo muy bonito!
Porque a su corazón llegue mi canto; porque enjuaguen mi llanto
sus manos que me causan embelesos, porque con creces mi pasión me pague...
¡vamos!, porque me embriague con el divino néctar de sus besos.


Siguió la tempestad de frases vanas, de aquellas tan humanas
que hallan en todas partes acomodo, y en cada frase de entusiasmo ardiente,
hubo ovación creciente y libaciones y reír y todo.
Yo brindo por la Patria, por las flores, por los castos amores
que hacen un valladar de una ventana y por esas pasiones voluptuosas
que el fango del placer llenan de rosas y hacen de la mujer la cortesana.


Sólo faltaba un brindis, el de Arturo, el del bohemio puro, de noble corazón
y gran cabeza; aquel, que sin ambages, declaraba que sólo ambicionaba
robarle inspiración a la tristeza.
Por todos estrechado, alzó la copa frente a la alegre tropa desbordante de risa
y de contento.Los inundó la luz de una mirada, sacudió su melena alborotada 
y dijo así, con inspirado acento:


- Brindo por la mujer, mas no por esa en la que halláis consuelo en la tristeza,
rescoldo del placer, ¡desventurados!; no por esa que os brinda sus hechizos
cuando besáis sus rizos artificialmente perfumados.
Yo no brindo por ella, compañeros; brindo por la mujer, pero por una, 
por la que me brindó sus embelesos y me envolvió en sus besos;
por la mujer que me arrulló en la cuna.


Por la mujer que me enseñó de niño lo que vale el cariño exquisito, 
profundo y verdadero; por la mujer que me arrulló en sus brazos
y que me dió en pedazos, uno por uno, el corazón entero.
¡Por mi madre!, bohemios; por la anciana que piensa en el mañana
como en algo muy dulce y muy deseado; 
porque sueña, tal vez, que mi destino me señala el camino
por el que volveré pronto a su lado.


Por la anciana adorada y bendecida, por la que con su sangre me dió la vida, 
y ternura y cariño; por la que fué la luz del alma mía,
y lloró de alegría sintiendo mi cabeza en su corpiño.
¿Por esa brindo yó!; dejad que llore y en lágrimas desflore
esta pena letal que me asesina; dejad que brinde por mi madre ausente,
por la que llora y siente que mi ausencia es un fuego que calcina.
Por la anciana infeliz que gime y llora y que del cielo implora
que vuelva yó muy pronto a estar con ella.
¡Por mi madre!, bohemios, que es dulzura vertida en mi amargura
y en esta noche de mi vida, estrella...


El bohemio calló; ningún acento profanó el sentimiento
nacido del dolor y la ternura
y pareció que sobre aquel ambiente, flotaba inmensamente,
un poema de amor y de amargura.

4 comentarios:

  1. Este hermoso y sentido poema, tenìa que ser declamado por otro mexicano, su nombre: Manuel Carlos Bernal Mejia, considerado EL DECLAMADOR DE AMERICA, y uno de los mejores locutores de Hispanoamèrica. Bernal era mayor que Carlos Montalban por 4 años, y fue gracias a su privilegiada voz el artifice del doblaje en muchas peliculas y programas de TV, aunque Manuel Bernal siempre quizo ser cantante, la estaciòn màs famosa de Mèxico la XEW, le diò la alternativa para que pruebe su voz como cantante, y asi actuò con otro artista de la època, un cantante de mediados de los años 30' llamado Luis G. Roldan. Tal vez Ud lo recuerde maestro Josè Carlos. Esto demuestra una vez màs que antiguamente si habian LOCUTORES DE VERDAD, ¿Que opina Ud amigo Servàn?....

    ResponderEliminar
  2. OLDIES:
    En efecto he escuchado hace poco en Internet la versión de Bernal Mejía. Tuve el privilegio de ver actuar a Luis G. Roldán en Lima y después de muchos años volverlo a ver en "La Hora Azul". Conservo algunas grabaciones y oigo especialmente su versión de "Farolito" de Lara. Los locutores de ayer, especialmente en la radio, siempre fueron mejores. Pocas emisoras en el dial, exigían buenas voces. Una competencia de calidad.

    ResponderEliminar
  3. Plenamente de acuerdo con Ud, los antiguos locutores, eran maestros de verdad, gente con magnifica voz, dueños de una cultura, y de una expresiòn oral extraordinaria, gente capaz de guiar con su palabra y hasta hacer cambiar los destinos de una naciòn. Oradores, con un verbo y una riqueza intelectual que ya no se vè en estos tiempos modernos, donde el dial està lleno de mediocres, salvo algunas honrosas excepciones.
    Un amigo locutor mexicano, me comentaba via internet, que allà LOCUTOR es una profesiòn no un oficio, se estudia 5 años, miles se inscriben y solo cientos salen avanti de las pruebas, de las rigurosas pruebas a las que son sometidos, tanto en esfuerzo fìsico como intelectual.
    Pero aqui, se quiere integrar como locutor a cualquier advenedizo que alguna vez tuvo la suerte de grabar un spot de 10 segundos, y no me parece correcto.
    Maestro Servàn, no se si ya se enterò que Lima serà en el 2013 sede de 4ª Congreso Cientifico Hispanoamericano de Locutores, y que Rosita forma parte de la directiva a nivel internacional.¿Que opiniòn le merece tal hecho?

    ResponderEliminar
  4. OLDIES:
    Me parece muy importante y deseo a Rosa la mejor de las suertes. El fenómeno de la informalidad se ha establecido en nuestra locución. Yo vivo en Carabayllo y conozco emisoras ajenas a brindar programaciones serias. Todo está supeditado al "concesionario de espacio". Alquilas un par o tres horas y realizas tu programación a tu manera. Se que "Tongo", que de locutor no tiene nada, arrienda espacios para su autopropaganda. Paga y con "todo derecho" está dictando clases y su público aprende y son el futuro de la locución. Imagínate a nivel nacional. Cuantos "tongos" existirán. Es una triste realidad.

    ResponderEliminar